13 sept. 2009

Velázquez,1599-1660

·Retrato de un hombre.


Sin rival

En ocasiones, Velázquez hace un guiño al espectador y como si de un juego se tratara aparece entre los personajes de su obra, abriendo la duda de si es o no es él el personje que pinta en sus cuadros a modo de autorretrato.

Así, un hombre joven, vestido de negro y golilla blanca, moreno y con bigote lucha desde hace tiempo por identificarse con el pintor.

Está en la "Rendición de Breda", en "Las Meninas", y ahora,
the Metropolitan Museum of New Jork descubre un nuevo Velázquez.
"Retrato de un hombre" que se pensaba pertenecía a uno de sus discípulos llevaba en el museo desde 1949.

Con este nuevo descubrimiento, (el anterior fue "El Coloso", de Goya), los amantes del pintor español," con su magistral empleo de la luz que sitúa los cuerpos en el espacio y que hace vibrar a su alrededor un aúra o atmósfera real que los envuelve", todos hemos ganado.

·La Rendición de Breda.


·Las Meninas.

5 comentarios:

Paz, dijo...

Con la pintura, hay que tener un cuidado exquisito a la hora de afirmar quien es el verdadero autor.
Me viene a la memoria Elmyr Hory que habiendo falsificado un Picasso que luego vendió como original; a partir de ahí, se puso las "botas" falsificando al resto de los artistas.
Pero pienso que si vendía, es que era bueno, nadie compra un cuadro sin verificar muchos parámetros, incluso la huella de los dedos al tocar la pintura para difuminarla.

chicha dijo...

No creo que sea este el caso y aún poniéndose en lo peor, siempre habrá salido de su taller.
Nadie ha dicho que en la actualidad las falsificaciones no sean tan buenas como los originales.
Hay gente genial, el problema es que no es el original

Paz, dijo...

Por supuesto que no es este el caso a que me refiero.
Mujer, si un pintor sea quien sea,saca de su mollera un motivo y más tarde el listillo de turno lo copia y lo vende como original..., no es nada ético aunque si lo sea para el "copión" que en mis tiempos de estudiante,recibía castigo.
En el mundo de la pintura, hay mucha mar de fondo.

Eva Magallanes dijo...

Velazquez es un Gran Maestro que duda cabe, Las Lanzas a sí también se conoce a la Rendición... es una clase magistral de composición sobre el plano. Bueno, Las Meninas, con ese juego de estar dentro y fuera de la obra, de ser nosotros-espectadores quienes estamos en el lugar de quien nos pinta...
Que este hombre se parece, se parece. Como en toda la historiografía las certezas absolutas no existen, en definitiva historia y conocimiento son sólo una gran conjetura.
Gracias por pasar por La Cala... compartimos el gusto por la pintura.

chicha dijo...

Para mi ha sido un honor que una persona a la que admiro deje un comentario en mi blog, muchas gracias.. y espero en un futuro merecer una pequeña crítica si alguna vez me decido a pintar algo para "Una idea, mucho arte".
Algo sí compartimos y es el amor a la pintura.