21 oct. 2010

Picasso - Degas

El cubismo rompe con la tradición del impresionismo. Al impresionista le interesa la luz y el color, la sensación. El cubista va vas allá de la simple apariencia, el intelecto.






"Mujer peinándose",1940
Óleo s/lienzo,130x97cm.
Colección Mrs. Beltran Smith
New Jork, USA.


En el café,1876
Óleo s/tela,92x68cm.
Museo d'Orsay



El más famoso cuadro de interiores de Degas, conocido también como el "Ajenjo"


Les demoiselles d'Avignon,1907
Óleo s/lienzo 243,9x233,7cm.
Museo de Arte Moderno New Jork


El cuadro que dio inicio a la pintura del siglo XX y a la época negra de Picasso, la referencia clave para hablar de cubismo.Rompe con el realismo; colores rosa, ocre,azul y blanco

Autorretrato de Degas,1857



Autorretrato Picasso,1906
Galería Narodny de Praga















Dos de los artistas más importantes de la época moderna, con intereses paralelos, ambos compartieron una obsesión por las mujeres plasmadas en sus retratos y en sus desnudos, principalmente.
Excelentes e incomparables dibujantes. Ambos creían que en el dibujo está el origen de toda gran obra.
El origen de la fascinación que durante toda su vida experimentó Picasso por el trabajo y personalidad de Edgar Degas, fue el contacto directo con sus obras originales.
Ellos fueron los precursores de la aparición del modernismo del siglo XX, en que una nueva generación asimiló,reinventó y se alejó de sus predecesores impresionistas.

1 comentario:

Paz dijo...

Repasa Etiquetas